Algunos consejos sobre cómo cargar el equipaje

Al igual que con una mochila, no podemos llenar las alforjas y distribuir el equipaje de cualquier manera. Haciéndolo adecuadamente llevaremos la bici más equilibrada. Aquí van unos consejos al respecto que pueden ser útiles:

  • Colocar lo más pesado en la parte inferior de las alforjas y lo más pegado a la bici posible. Esto ayuda a mantener el punto de gravedad más bajo y por tanto mejora la estabilidad. En este sentido son interesantes los transportines que tienen la barra de enganche de las alforjas más baja de lo habitual.
  • Por supuesto, distribuir el peso lo más equitativamente posible entre los dos lados de la bici.
  • Si se llevan 4 alforjas, distribuir un 70% del peso en las traseras y un 30% en las delanteras aproximadamente.
  • Procurar que las cosas que se vayan a utilizar eventualmente en ruta estén accesibles. Esto puede entrar en contradicción con el primer consejo, pero hay que ser prácticos. Por ejemplo, si vamos a cocinar a mitad de camino, colocaremos el infiernillo, aunque sea algo pesado, en la parte superior de la alforja.
  • Una vez decidida la distribución de los pertrechos, no se debe variar nunca. De esta forma recordaremos fácilmente donde se encuentra cada cosa y no abriremos alforjas inútilmente.
  • Con alforjas que se cierran por enrrollamiento, cerrar con dos vueltas como mínimo las solapas si se va a vadear algún río (aunque apenas cubra, ya que la rueda trasera se hunde en el lecho fácilmente) o si se preven lluvias intensas.
  • En la bolsa de manillar, que siempre irá con nosotros, se llevan los objetos de valor y uso frecuente tales como teléfono móvil, cámara de fotos, documentación, cartografía, dinero y tarjetas, etc… y sobre todo… ¡el rollo de papel higiénico!

Artículos relacionados:

Publicado el 4 mayo, 2010 en Generalidades, Preparación del viaje, Viajar en bici y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 9 comentarios.

  1. Call me wind beaucse I am absolutely blown away.

  2. Este asunto ha sido uno de mis mayores “rompecabezas” hasta ahora. Lo cierto es que despues de probar varios sistemas de carga ( alforjas-portabultos, remolque de carga, mochila etc…) me decidi por el sistema americano, porque lo crei mas adecuado al tipo de rutas que suelo hacer. Esta forma de llevar el equipaje se basa en la utilizacion de lo que ellos llaman “frame bags” en combinacion de una pequeña mochila a la espalda. Lo mejor de este sistema es que el peso del equipaje va repartido por toda la bici, sin que sobresalga por los lados, como ocurre cuando lo llevamos en las clasicas alforjas, con las que se concentra el peso en la parte trasera. Lo cierto es que con el estilo americano se consigue una mayor maniobrabilidad de la bici, un mejor reparto de pesos y mas ligereza; ya que se prescinde del portabultos. Como todo en la vida, tiene sus inconvenientes: la capacidad de carga es inferior al sistema clasico de alforjas- portabultos. Normalmente lo tienes que complementar con una pequeña mochila, aunque esto no siempre es necesario, suele ser recomendable para aumentar la capacidad de carga. Por ultimo cabria decir que los frame bags (bolsas de cuadro) no te permiten llevar bultos muy voluminosos, por lo cual es posible que tengas que separar los distintos elementos de ciertos paquetes.( como la tienda de campaña) De cualquier forma, creo que es el mejor sistema si pensamos rodar fuera de asfalto. Un saludo.

    • Yo creo que los frame bags están limitados a excursiones de pocos días con buen tiempo, precisamente por la limitada capacidad de carga, pero es cierto que en montaña en estas condiciones y siendo muy parco es la solución más sólida y estable… pero ya te digo, lo veo limitado. Por otra parte, impide llevar porta-bidones. Respecto a la mochila me gustaría advertir del peligro de lesión que supone para la espalda pedalear muchas horas con ella, aunque no esté muy cargada, especialmente si vamos en una postura un poco más inclinada que el cicloturista habitual, ya que el peso recae en buena parte sobre una columna que ya de por si está con una curvatura inhabitual (sin embargo, cuando andamos el peso de la mochila recae en los hombros y la cadera si tiene cinturón) En fin, veo el Frame bag muy práctico pero en un uso muy concreto. Un saludo.

    • Tienen razon, creo que el descanso es muy prdognlaoo y nos enfriamos y teniendo encuenta que ahorita el clima no es muy favorable,habra que comentarlo maf1ana antes de iniciar el paseo,la ruta me parece buena,no falten nos vemos maf1ana.

    • Hi! I could have sworn I’ve been to this weblog prior to but fowlloing searching by means of a number of the article I recognized it is new to me. Anyways, I’m certainly delighted I discovered it and I’ll be book-marking and checking back again often!

    • Gracias Karu. En la frase del título en realidad hay muchas frases. En esta entrada quise expresar sobre todo la capacidad de cambiar de lugar de estancia durante una ruta cicloturista. Pero también usar la bicicleta puede ser(y para mí lo es) un ejercicio de evasión ante la rutina, una momentánea explosión de alegría ante la desesperanza del quehacer monótono. Si hay que ir de A a B ¿qué mejor manera de hacerlo que en bicicleta? ¿qué mayor cúmulo de sensaciones sentidas y hasta aprendidas en tan sólo unos momentos? No veo mayor desarrollo personal en el desplazamiento cotidiano que el que te puede dar un traslado pausado en bicicleta. Ese sentir que las distancias son algo más que dos puntos en el mapa, que hay que pedalearlas, sí, pero incluso yendo sin prisas llegas. Pedaleas, una y otra vez, y llegas, increiblemente llegas, cuando parecía tan lejano, tan de otro mundo. Argentina, qué linda. Si yo no hubiera leído a Cortázar en mi adolescencia creo que jamás hubiera sido capaz de maravillarme por las cosas pequeñas, que al final son las que rigen el mundo.Otro beso desde España.

    • antiguo y sin uso iPod Nano. Otras ideas bastante olieinargs para reciclar productos de Apple, son: el reciclar una PowerMac G4 como alforjas de motocicleta, una idea bastante original, y el convertir unavieja iMac G3 en una

  3. Tienes mucha razon. El bikepacking te limita mucho la capacidad de carga y por lo tanto, es mas apropiado para viajes cortos. (Hace años que no hago un viaje de mas de tres dias.) En lo relativo a portear mochila en rutas de cicloturismo, estoy de acuerdo en que no es lo mas aconsejable. Yo llevo el autohinchable, el saco de dormir, el impermeable y un poco de agua. Esto supone unos cuatro kilos a la espalda, pero endurece cualquier ruta de forma notable.

  4. Por cierto, en cuanto a lo de llevar agua, yo llevo dos bidones en sus lugares habituales. Uno es de triatlhon y va dentro de la bolsa de cuadro, aunque el modelo de bolsa que utilizo no ocupa todo el triangulo delantero. Se acopla en la zona mas cercana a la direccion pero me deja libre el espacio del tubo del sillin, donde llevo otro bidon tradicional mucho mas accesible. El inconveniente es que cuando he agotado el bidon normal, tengo que rellenarlo con el agua del otro, para tenerla a mano.

No te muerdas la lengua

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: