La bicicleta plegable

El precio exorbitado de la gasolina, la conciencia ecológica, el placer de desplazarse en bici y un sin fin de razones prácticas han revolucionado el panorama de la bicicleta en la ciudad: eléctricas, fixies, plegables y una enorme variedad de bicis urbanas ya no sorprenden a nadie. De las eléctricas y fixies ya hablé en otro artículo; hoy es el turno de las plegables.

Aunque existen desde siempre, muchas de las modernas bicis plegables son una maravilla de la ingeniería y el diseño. Su uso es casi exclusivamente urbano (aunque ya hay gente dando la vuelta al mundo en ellas) y se justifica por las siguientes razones (ventajas):

  • caben en cualquier parte: en el ascensor, debajo de la mesa del despacho, detrás de una puerta de nuestro pequeño apartamento, en un armario, en el ropero de un bar de copas, etc. Por esta razón, raramente veremos una de estas bicis candada en la calle: se acabaron los robos.
  • nos permiten combinar idealmente el transporte público con los trayectos en bici, y esta es su principal razón de ser. Se aceptan en el tren, el metro y el bus (¡o deberían!): ya no hay excusa para no ir al curro en bici, aunque vivamos a 30 km y vayamos a la ciudad en tren.
  • podemos llevarla de vacaciones en el maletero del coche sin necesidad de porta-bicis, para usarla como medio de transporte en el lugar de destino. Incluso se puede embarcar en el avión dentro de una maleta.

Características de la bicicleta plegable

Tamaño

En principio no es más pequeña que una bici normal una vez desplegada. La talla del cuadro, su posición baja y las ruedas pequeñas son compensadas por una tija de sillín y de manillar mucho más larga y con más posibilidades de ajuste. No hay tallas de cuadro y, al menos en teoría, una bici plegable sirve para personas de cualquier estatura. Sin embargo, hay que señalar que las personas muy altas pueden tener problemas en algunos modelos. Estas bicis tienen que buscar el compromiso entre la comodidad cuando montamos y el reducido tamaño una vez plegada, lo cual es un desafío de diseño. Quizás, lo que en general está peor resuelto es la distancia entre el sillín y el manillar, que es fija en muchos modelos y por tanto no adaptable a la estatura del usuario. De todas formas, su uso urbano generalmente no implica recorrer largas distancias y, por lo tanto, no necesitamos una posición de pilotaje perfecta.

Respecto al tamaño una vez plegadas, suele corresponder para la mayoría de los modelos al de una pequeña maleta: 60 x 60 x 35 cm, aunque hay modelos compactos que se reducen alucinantemente, sacrificando eso si, comodidad al pedalear. Una vez plegadas se pueden agarrar cómodamente del cuadro o una parte pensada al efecto, e incluso algunos modelos pueden rodar, lo que facilita su transporte.

Ruedas

Aunque las más compactas tienen ruedas realmente pequeñas, los tamaños mas usuales van de 20 a 16 pulgadas.

Cuanto más pequeñas son las ruedas, más ligeras y sólidas, y más compacta será la bici plegada, pero también menos confortables a la hora de montar, ya que serán más sensibles a las imperfecciones de la calzada. Las de 20 pulgadas nos darán la mayor comodidad, pero harán la bici menos compacta al plegarla. Un buen compromiso entre tamaño plegada y comodidad podría ser 16 pulgadas. Para aumentar la comodidad algunas incorporan amortiguación o neumáticos más gruesos.

Si bien el pequeño tamaño de las ruedas las hacen bicis más maniobrables, también hacen que sean más inestables: mucho cuidado con los descensos a gran velocidad y ¡nada de soltar el manillar!

Cuadro

Tenemos toda la variedad de diseños imaginables. El punto débil de una bici plegable son las articulaciones: un cuadro plegable es menos rígido que uno normal, así que las articulaciones deben ser de gran calidad (como veremos estas bicis no son baratas y no conviene escatimar en el precio). Para probar bien la solidez de las articulaciones y la rigidez del cuadro podemos montar de pie, como cuando subimos un puerto, para verificar cualquier juego entre las diferentes partes, o dando un acelerón seguido de un frenazo brusco.

Transmisión

Debido al menor tamaño de las ruedas, estas bicis suelen tener un plato con mayor número de dientes para obtener desarrollos parecidos a los de las bicicletas normales. Las hay con transmisión integrada en el buje o con cambio mediante desviador.

Según la geometría del cuadro, en algunos modelos con desviador hay que ser especialmente cuidadoso en el plegado pues la cadena tiende a salirse. Generalmente tienen pocas velocidades por la limitación que su tamaño impone al diseño del cuadro, normalmente entre 3 y 8, por lo que no son las bicis más adecuadas para llanear a gran velocidad o subir puertos.

Las que tienen cambio integrado en el buje y correa en vez de cadena tienen la ventaja de no llevar grasa y por lo tanto ensuciar menos.

Peso

Al contrario de lo que se podría pensar, un bici plegable de prestaciones similares a una normal es igual o más pesada que esta última, ya que necesitan de una construcción más sólida. El peso se sitúa para la mayoría entre 12 y 14 kilos, aunque puede haber gran variabilidad dependiendo del equipamiento y accesorios.

Precio

Para una bici plegable de calidad preparad el bolsillo (y si se le va a dar un uso cotidiano ha de serlo). Son proporcionalmente bastante más caras que sus homologas estándar: no menos de 600 euros hasta lo que estemos dispuestos a gastarnos en la gama alta.

Criterios para una buena elección

  • Calidad mecánica, especialmente de las articulaciones y el cuadro en su conjunto: verificar bien su solidez.
  • Plegado: ¿es intuitivo? ¿se ha de hacer en un orden estricto? ¿se ha de colocar el desviador en un piñón concreto antes de plegar, o posicionar el sillín, manillar o pedales para no interferir en el plegado? ¿es rápido?
  • Dimensiones plegada
  • Portabilidad: una vez plegada, ¿es fácil de agarrar y de llevar? ¿es sólido el conjunto? ¿puede dejarse de pie en el suelo? ¿quedan piezas sobresalientes que pueden golpearnos? ¿puede llevarse rodando sobre una de las ruedas?
  • Transmisión: ¿cuantas velocidades tiene? ¿es eficaz el cambio (raramente lo será como en una bici normal)? ¿cambio integrado en el buje o desviador?
  • Tamaño de las ruedas y tipo de neumáticos: ¿realmente el tamaño de las ruedas responde a nuestras necesidades de comodidad o tamaño una vez plegada (es un compromiso que habrá que elegir)? ¿aceptan las ruedas neumáticos gruesos más confortables? ¿se pueden encontrar fácilmente neumáticos de ese diámetro?
  • Equipamiento: guardabarros, porta-equipajes, luces, etc.
  • Y por supuesto ¡probar bien la bici antes de comprarla! (aunque esto sirva para cualquier tipo de bici, en las plegables es fundamental, debido a que la talla es única y no todos los modelos se adaptarán igual a nuestra estatura).

A continuación os presento unos cuantos modelos de las más conocidas (fuente: ddMagazine):

Giant Halfway City

Cuadro de aluminio, ruedas de 20 pulgadas con llanta de acero, frenos V-Brake, desviador Shimano de 7 velocidades con cambio por maneta giratoria y cadena de acero autolubricada. Tiempo de plegado: 12 s. Peso: 13,3 Kg. Tamaño plegada: 78 x 83 x 36 cm.

Dahon D7 HG

Dahon es el lider mundial generalista en bicis plegables, con una gama amplísima. La D7 HG posee un cambio Shimano Nexus de 7 velocidades integrado en el buje, frenos V-Brake, llantas de aluminio y un sillín confortable. La tija del sillín cuando se baja sirve como pie para facilitar el plegado. La misma tija contiene un bombín y viene equipada con transportín. Tiempo de plegado: 15 s. Peso: 11,9 Kg. Tamaño plegada: 30 x 69 x 81 cm.

Gitane Mini 3 vitesses

Estética infantil. Cuadro de aluminio, rueda de 20 pulgadas, llantas de aluminio, frenos V-Brake, cadena de acero autolubrificada y transmisión Shimano Nexus de 3 velocidades. Equipada con una luz con dinamo y bombín. Un valor seguro a un precio ajustado. Peso: 12,1 Kg.

Strida 5.2

Las bicis Strida tienen sus fans. Contrariamente a lo que pudiera parecer, son bicis de gama alta. Cuadro de aluminio, ruedas de 16 pulgadas, frenos de disco, transmisión mediante correa en kevlar (garantia 72.000 km) y una sola velocidad. Plegado muy sencillo. El modelo estandar es adecuado para ciclistas de hasta 1,97 de altura. Su poco peso, su rápido plegado, su transmisión por correa (sin grasa) la hacen ideal para combinarla con el transporte urbano (incluso nos podemos sentar encima con ella plegada). Hay una versión con 2 velocidades. Peso: 9,2 Kg. Tamaño plegada: 107 x 51 x 23 cm.

Ahora os presento las dos marcas de gama alta de forma genérica, pues tienen diferentes configuraciones basadas en un único modelo que pueden variar muchísimo de precio en función de los componentes (un sillín Brooks y manillar multiposición en un una Brompton o un cambio integrado Rohloff en una Birdy, por ejemplo, pueden marcar una diferencia de ciento y pico a muchos cientos de euros)

Brompton

Los pioneros y la referencia de bicicletas plegables: marca británica de culto de bicis hechas en gran parte a mano. Con gran número de fans, es difícil encontrar usuarios decepcionados. Cuadro en acero, lo que ya nos da una idea de su solidez, cambio integrado en el buje (1, 2, 3 ó 6 velocidades), suspensión en ploliuterano situada entre el cuadro principal y el trasero, plegado sorprendentemente compacto con unas ruedecitas que permiten llevar la bici a modo de carrito y ruedas de 16 pulgadas. Quizás, como único inconveniente decir que nada es estándar en Brompton (de lo que precisamente presumen), así que cualquier accesorio tiene que ser de la marca. Algo que me gusta especialmente es la posibilidad de elegir los componentes a la carta. Peso: entre 11 y 12 kilos. Precio: desde 700 euros hasta donde queramos pagar en función de la configuración.

Riese & Müller – Birdy

Especialista alemán de la plegable con suspensión total. La peculiar amortiguación delantera le da un aspecto estrafalario, pero también exclusivo. Menos compacta y más cara que la Brompton, pero más cómoda y ligera. Pensada para largas distancias, pedalear más rápido y por cualquier tipo de superficie gracias a su suspensión sin rival, la Birdy es la que más se aproxima a una bici “normal”. Cuadro de aluminio de la serie 7000. Para el cambio hay donde elegir, según el modelo: desde desviador 24 velocidades SRAM Dual Drive, hasta integrado en el buje Shimano Nexus o Rohloff (ya va haciendo falta un artículo sobre esta “peazo” transmisión), distancia entre el sillín y el manillar ajustable y ruedas de 18 pulgadas. Peso: alrededor de los 11 kilos. Precio: desde 1.200 euros hasta donde queramos pagar en función del modelo.

Y para acabar y poneros los dientes muy largos… ¡una reclinada plegable de Optima!

Enviar a Meneame

Artículos relacionados:

Publicado el 11 junio, 2011 en Ciclismo urbano, La bicicleta y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 24 comentarios.

  1. Gracias por toda la info que nos vas poniendo aquí. Tengo una pregunta para usted (jeje): ¿Cómo funciona el “cambio integrado en el buje”? Por lo que dices lleva correa en vez de cadena. ¿Puedes explicarlo un poco?
    Gracias mil!!

    • Hola javierfak. Tengo que escribir un post sobre esto, pero te adelanto que un cambio integrado en el buje se inspira en los mecanismos de engranajes de la caja de cambios de un coche. Consiste en diferentes engranajes que se combinan para producir los diferentes desarrollos y que van montados en el interior de un buje de la rueda trasera que es lógicamente un poco mas voluminosos de lo normal. La transmisión se puede producir por correa (como en algunas bicis urbanas) o por cadena (la mayoría). Ventajas: muchas. Solo hay un plato y no hay piñones con lo que se evitan los cruces de cadena y esta dura más tiempo, no tienen apenas mantenimiento (supongo que sólo cambiar el cable cada cierto tiempo, ya que respecto al engrase, al menos los de alta gama, están sellados), se puede cambiar estando parado, no hay desviadores que se puedan romper… El más conocido es el Rolhoff, de una fiabilidad y eficacia total, pero cuesta una pastón (creo que unos 900 euros).

      Un saludo

  2. A mí lo que me interesaría saber es si hay alguna plegable económica que no se me vaya a romper a los dos días. La usaría sólo en ciudad, diariamente, pero muy pocos kms. Es que he visto en varios foros que suelen hablar mal de las que se adquieren en grandes superficies, pero mi presupuesto no es para tirar cohetes. Gracias.

    • Hola. Mira mi consejo es que no te compres jamás de los jamases una bici (plegable tampoco claro) en una gran superficie (supongo que te refieres a supreficies tipo carrefour, no a las especializadas en deportes como Decathlon) Es tirar el dinero, literalmente. Lo más importante en una bici, y más en una plegable, es el cuadro y aquí hay varias cosas que cuentan: el material (y atención a las calidades de este,no todos los aluminios por ejemplo son iguales, ni mucho menos), la calidad de las soldaduras (fijate en las de las bicis de baja gama, dan repelus), la construcción… En una plegable es especialmente importante la calidad de las articulaciones o bisagras. Si la vas a usar poco como dices no creo que sea necesario que te gastes una pasta, pero tampoco te vayas a gamas bajas, al final te saldrá más barato un inversión un poquito mayor y que la bici te dure y se comporte correctamente. Yo creo que debes ir a marcas generalistas pero con experiencia tipo Giant o generalistas dentro de las plegables como Dahon, donde conseguirá una plegable de calidad a precio correcto, sobre los 400 euros o 500 euros. También tienes la opción Decathlon, según he visto sus plegables Hoptown, sobre los 300 euros, no están mal. Suerte!

    • Hola,

      date una vuelta por eBay o tiendas alemanas de bicicletas. Hay Dahon a partir de poco más de 300 euros. Yo no me jugaría el pellejo con una plegable del “Carreful” de 150 euros, por barata que sea.

  3. Yo tengo una Dahon Mu XL y ha sido una de las mejores adquisiciones que he hecho. La bici tiene unos acabados y una calidad impecables, el cambio de buje Nexus 8 es perfecto en trayectos urbanos en los que tienes que estar parando continuamente por los semáforos y pasos de cebra.

    Con ella y un billete de Interrail recorrí centroeuropa, usándola para los trayectos urbanos y metiéndola dentro del tren para los interurbanos. ¿Adivináis cuál fue el único país en el que tuve problemas? Sí, España. Al llegar a Irún tuve que alquilar un coche porque el revisor no me la dejó subir al tren, a pesar de ir perfectamente plegada y metida dentro de su bolsa oficial, y no ocupar más que una maleta mediana.

  4. Que post tan chulo. Muchas gracias otra vez por las cosas que nos cuentas a los apasionados de las bicis.

    A mi no me resuelves, pero es porque me compraría todas!😉 He flipado con el video de la reclinada.

    Un abrazo!

  5. Mira qué descojono

    • Jajajaa buenísimo!!! esto si es activismo y lo demás son tonterias… una pena no poder ver en el último “accidente” el careto de la policía… Gracias Juanete!

  6. Muchas gracias por el post. Me viene que ni pintado. A ver si dentro de unos meses estoy yendo al trabajo en una de éstas. Con lo que me ahorro del gimnasio y metrobús creo que merece la pena!

  7. muy bueno el articulo, y el blog que he descubierto hace poco desde rodadas, en cuanto al dinero que te puedes gastar en una bicicleta plegable en torno a las 300 € puedes encontrar una conor zippy que no esta nada mal, o la conor inddie, en otras marcas yeah, o nikishi. Estas que te digo utilizan los cierres de dahon que son muy fiables

  8. Bueno pues respecto a las plegables discrepo un poco en referencia a su uso,yo tengo una dahon speed tr y he recorrido 400 km por el desierto a parte de 500 por el alto atlas marroquí y te puedo decir que desde que la tengo he abandonado la btt para viajar, tiene muchísimas más ventajas que inconvenientes para el cicloturismo y puede ir perfectamente por toda clase de terrenos,

    • Reconozco que cuando estoy en un aeropuerto comiendome la cabeza para embarcar la bici me encantaría tener una plegable. Sin embargo, en viajes un poco largos no creo que sea lo más adecuado, pero admito que no la he probado…

  9. He manejado varias plegables: Dahon modelos Vitesse y Ciao, Peerless Junya (marca de fabricación china de alta gama), Doppelganger Black Max (marca japonesa de exquisito diseño), Montague IDF y Strida modelos LT y EVO de rodado 18″. Todas ellas muy gratas de conducir y cada cual con sus propias ventajas. En mi opinión, la mas completa para uso urbano y bimodal es la Strida EVO pues combina comodidad, lujo, pragmatismo y velocidad.

  10. Hola! Que me podeis decir de la Bicicleta Plegable Rueda 20″, SHIMANO ALUMINIO ? Yo no me entiendo mucho y no queria gastar mucho en principio. Està vale 150 € y mete muy Buena pinta. Para empezar que tal? Muchas gracias

    • Hola Josep, no conozco el modelo en concreto, pero ten en cuenta que la construccion de una bici plegable es mas compleja que la de una normal. A ese precio dudo que sea una bici solida con garantias de fiabilidad y duracion. Es todo lo que te puedo decir. Suerte!

  11. A ver; poseo 2 bicis excelentes, una es una GT Timberline, de 2009 diseño californiano y la otra es una Canon zippy plegable, de 2007, ambas maravillosas por su duración y fiabilidad….me dan muchísimas satisfacciones, tanto por ciudad como en excursiones al campo (Siempre por caminos en buen estado), y no se afloja ni una tuerca….son lo mejor que he visto…Por tanto, apenas voy en mi coche, excepto cuando viajo….Por ello, recomiendo a todos el pasear en bicicleta, tan sano y satisfactorio.

  12. -*yo quiero comprarme una bicicleta plegable para lleva a mi hijo de 7 años que pes 29.5 y yo 53 kilos ¿puedo comprarme una pleglable ,me ira bien?

    • Por el peso no veo problema, una bicicleta plegable puede cargar un adulto de 83 kilos sin problema (que es lo que sumáis ambos), pero sé si para un transportín con sillita para llevar niños en bici 30 kilos será demasiado, me imagino que vendrá indicado en el modelo que compres…

  13. buenas!
    me han regalado una bicicleta plegable y despues de montarla entera( desplegarla porque venia plegada) y ponerle los pedales, al ir a montarme no puedo darle a los pedales porque la biela izquierda roza con una barrita que hay abajo, no se si esta barra tiene alguna utilidad, igual el sujetarla cuando se pliega, es una barrita fija. Que puedo hacer para que no pegue y poder andar con ella?

No te muerdas la lengua

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: