¿Cuadro de acero o de aluminio?

cuadro acero titulo

En la construcción de un cuadro de bicicleta el material más universalmente utilizado es el aluminio. Sin embargo, en el sector del cicloturismo, las aleaciones de acero de alta calidad (más adelante entraré en cuales) son bastante populares entre los cicloturistas exigentes y las bicicletas de alta gama. Otro sector donde el acero gana adeptos es en el de las bicicletas fixies y vintage, pero estas no son las bicicletas protagonistas de este blog.

Vaya por delante que un cuadro bien construido con un material de calidad puede darnos magníficos resultados, independientemente de que el material sea acero o aluminio. Por ello, para evaluar la calidad de un cuadro, el primer factor a tener en cuenta es la calidad del metal, independientemente de si es acero, aluminio u otro, y la construcción.

Aclarado lo anterior, personalmente para el cicloturismo prefiero el acero por las siguientes razones:

  1. Tiene una mayor vida útil debido a su gran resistencia a la fatiga. Esta es la característica principal del acero. Es un material que no tiene memoria y por ello no acumula fatiga. Un buen cuadro de acero puede durar toda la vida.
  2. Es más resistente a la tracción. Otra ventaja indiscutible del acero, que lo hace muy atractivo a la hora de viajar en una bicicleta que ha de rodar con un peso adicional bastante considerable. No digo que el aluminio no sea lo suficientemente resistente para un uso de este tipo, en absoluto, pero personalmente me tranquiliza toda resistencia adicional que pueda tener mi bicicleta.
  3. Absorbe mejor las vibraciones transmitidas por el terreno, lo que lo hace más confortable, especialmente en pistas de tierra. Puede parecer una tontería o algo imperceptible, pero en determinadas condiciones la comodidad del acero es defendida por muchos cicloturistas (no tengo experiencia en este punto porque nunca he tenido una bici de aluminio).
  4. Es más fácil de soldar en caso de rotura. Si bien es muy raro que un buen cuadro se rompa, siempre es más fácil encontrar alguien que pueda soldar acero que aluminio, lo que es especialmente importante en caso de viajar por lugares remotos.

Veamos ahora las dos desventajas del acero, que en mi opinión son insignificantes:

  1. El acero es más pesado que el aluminio. Sin embargo, las modernas aleaciones de acero de calidad difieren muy poco en peso con el aluminio. Para un cuadro de igual geometría y talla esta diferencia está en torno a los 200-300 gr. Todos sabemos que en el cicloturismo el peso se ahorra en el equipaje, que puede ir desde 15 hasta 30 o más kilos. De nada sirve ahorrase 300 gr en algo tan fundamental como el cuadro de la bici si luego transportamos en las alforjas el Quijote o una par de latas de fabada Litoral. En otras palabras, para un cicloturista esos 300 gr son el chocolate del loro.
  2. Sensibilidad a la oxidación. Esta sí podría ser una desventaja objetiva para las antiguas bicis de acero, que usaban un metal menos resistente a este fenómeno que los actuales y además estaban protegidos por pinturas de peor calidad. Actualmente, un buen acero protegido con una buena pintura y, por supuesto, al que se le haga un buen mantenimiento, no tiene ningún problema en este sentido. Sobra decir que si el acero es inoxidable esta supuesta desventaja no existiría.

No hay muchas marcas de bicicletas que fabriquen modelos con cuadro de acero, pero suficientes para encontrar el que más nos convenga y además son todas de gran calidad. Destacan por ejemplo: Surly, Thor, Velotraum, Koga, Da Silva, Fahrrad Manufaktur y Genesis.

Algunas de estas marcas venden el cuadro por separado, pero también tenemos la opción de hacernos el cuadro a medida. Esta es la opción más cara, pero normalmente nos permite elegir el acero que deseamos y por supuesto la bici tendrá las medidas que mejor se adapten a nuestro cuerpo. Si no tenemos prisas (en España hay pocos artesanos del acero y tienen lista de espera) y podemos permitirnos invertir más de 1.000 euros sólo en el cuadro, tendremos lo mejorcito del mercado y para toda la vida.

Un cuadro a medida es para toda la vida

Un cuadro a medida es la opción de más alta gama y para toda la vida

En cuanto a las marcas de tubería de acero, los dos grandes clásicos son Columbus y Reynolds. Ambas son marcas con aceros de una calidad y prestaciones excepcionales, y tienen series específicas para la construcción de bicicletas.

La formulación más conocida de Columbus es el acero Nivacrom, de gran calidad y muy utilizado en cicloturismo en la conocida serie Zona. Otra formulación de alta gama es la Niobium, una aleación con Manganeso, Cromo, Niquel, Molibdeno y Niobio, aún más resistente y considerada la evolución del Nivacrom. Por último, tenemos la formulación de acero inoxidable llamada XCR, un acero martensítico que posee una alta relación resistencia/peso (mejor que las aleaciones de titanio y aluminio) que permite realizar tubos muy delgados y prácticamente indestructibles.

Las familias de tubos Columbus más usadas en cicloturismo son Zona, Life, Spirit, XCR y Cromor.

El gran rival de Columbus es el acero inglés Reynolds, fabricante de tubería para la industria aeroespacial, automovilística y, por supuesto, de la bicicleta. Sus series más utilizadas en este sector son:

  • La serie de aceros inoxidables 9xxx, como el 921 y 931, que se pueden combinar entre sí para construir cuadros de acero de altísima gama.
  • 853 DZB (sólo para el tubo del sillín, superior y diagonal): acero tratado térmicamente y endurecido al aire. Especialmente adecuados para BTT y cuadros de 29”.
  • 631: con la misma composición que el 853 y también tratado, es una evolución del mítico 531 (ganador de innumerables Tour de Francia) pero un 10% más resistente. Con el se fabrican cuadros resistentes, duraderos y confortables, especialmente adecuados para cicloturismo, BTT y BMX.
  • 725: acero CrMo con tratamiento térmico que puede combinarse con las series 853 y 631.
  • 520: acero CrMo sin tratamiento térmico con propiedades similares al 531, lo que le da un precio atractivo.

Para hacernos una idea de las prestaciones de estos aceros, aquí dejo un cuadro comparativo de las tensiones de rotura (resistencia) y módulo de elasticidad (rigidez) de diferentes series Reynolds, en el que se incluye al aluminio 6061 y al titanio 3AL.

Comparativa resistencia y elasticidad de series Reynolds, aluminio y titanio

Comparativa resistencia y elasticidad de series Reynolds, aluminio y titanio

En fin, como vemos nada tienen que ver las modernas aleaciones de acero de las marcas de prestigio con los antiguos aceros de procedencia dudosa utilizados en la industria del ciclismo antes de la generalización en el uso del aluminio. Con cualquiera de estas aleaciones se construyen bicicletas de cicloturismo de alta gama, aunque es justo decir que no son las únicas (por ejemplo, Surly utiliza acero CrMo 4130 de gran calidad) pero quizás sí las de mayor reputación. En cualquier caso, el acero sigue vivo en la industria del ciclismo y seguro que por mucho tiempo.

Publicado el 1 octubre, 2015 en Componentes, La bicicleta, Material y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 12 comentarios.

  1. Excelente artículo

  2. Falta Tange, también disponible en Europa y de gran calidad

  3. josé manuel

    Muchas gracias por el artículo. Una duda: en la segunda desventaja del acero mencionas hacer “un buen mantenimiento” ¿en qué consistiría?

    • Gracias. Pues secarla bien después de lavarla o si se moja por la lluvia,tenerla bien lubricada y engrasada, sobre todo poner grasa en los dos puntos por donde más agua pueda entrar: tija del sillín y tubo dirección, cuidar la pintura, no dejarla dormir a la intemperie…

    • ah y no lavarla con las lanzas de chorro a presión de las gasolineras, aunque esto es en general para cualquier bici (por otra parte es una tentación la verdad)

  4. A mi también me gusta el feeling del acero. He tenido tres bicicletas de acero en mi vida. Y todas me han dado buen resultado. Lo único que no me convence es la estética del cuadro, con esas tuberías tan finas. En cuanto al asunto del peso, me parece un tema a considerar. 300 o 400 gramos es una cantidad suficiente,para que se haga notar. Pero esto son manías personales que no me han impedido disfrutar del tacto de un cuadro de buen acero.

  5. felix loche suarez

    Excelente artículo y muy útil.

  6. Gracias por la respuesta. Siento haber tardado en responder, no me había llegado la notificación o no la había visto. Espero que estas nuevas aleaciones de acero no se corroan, porque hacerle el matenimiento que comentas sí lo veo como un inconveniente grave. Yo no me atrevería a echar grasa en la tija del sillín, me da la sensación de que se va a resbalar🙂

    • Hay aleaciones de acero inoxidable, pero un cuadro de acero de calidad con pintura de calidad no se corroe. El mantenimiento que te comento no sólo no es grave, sino necesario en cualquier tipo de bici (también de aluminio): si te fijas en muchas bicis nuevas veras un pegotillo de grasa entre la tija del sillín y el cuadro, es que hay que dar grasa ahí! (aunque a veces se pasan la verdad) Y por supuesto la tija nunca se resbalaría, no te preocupes por eso. Un saludo.

  7. pues yo llevo una SANTOS de ALU y va de lujo.

    • Hombre las Santos son unas bicis muy guapas! De todas formas lo primero que digo en el artículo es que ha bicis muy buenas con ambos materiales… sólo trato de resaltar las ventajas del acero en el ámbito del cicloturismo (no la calidad de la bici en su conjunto), después la elección de un cuadro u otro es muy personal.

No te muerdas la lengua

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: